Menu
alquiler herramientasTodas las herramientas que necesitas están aquí
900 649 640
RONDA DE DALT- ZONA FRANCA - POBLE NOU - C/MALLORCA
TE LO LLEVAMOS A LA OBRA

Todas las herramientas que necesitas están aquí

Cuidado del césped en invierno: todo lo que debes saber para su mantenimiento

No hay nada más cómodo y agradable que pisar césped natural. Por ello, muchas personas se esfuerzan por lograr un césped cuidado en sus jardines. Sobre todo en verano, cuando más se utiliza y se disfruta.

Pero cuidar el césped en invierno también es importante: es la forma de prepararlo para que esté como nuevo cada temporada estival. El césped en invierno requiere de unos cuidados especiales y diferentes a los que se le dan a las zonas plantadas en verano.

Por qué debes cuidar el césped en invierno

El frío, el aumento de las lluvias y la humedad, etc. implica que haya que hacer unos cuidados al césped en invierno para que se mantenga vivo y no se deteriore más de la cuenta.

Lo cierto es que no se trata de un cuidado complejo, sino que hay unos pequeños hábitos y tareas de mantenimiento que hacer para que se mantenga como nuevo y brote fuerte la próxima primavera.

De lo contrario, la plantación irá perdiendo fuerza poco a poco y el césped acabará por morir inevitablemente. Esto es un grave problema, puesto que plantar césped y lograr que crezca con vigor es más caro y complejo que cuidarlo de invierno en invierno.

Cuidados del césped en invierno

Hay diversos tipos de cuidados que se pueden hacer cada invierno en el césped del hogar. Pasan por la siega, regar, limpiar y eliminar hongos y otro tipo de crecimientos no deseados.

Segar

El paso más importante es segar o cortar el césped cada invierno. Con el frío, el crecimiento del césped se ralentiza y por ello hay que cambiar los hábitos respecto a la siega. Si en verano se corta el césped aproximadamente cada dos semanas, durante los meses fríos es muy probable que deba realizarse cada 30 o 40 días.

Además, es recomendable segar en los días soleados y cuando el césped esté completamente seco.

Regar

Con el frío, el agua puede convertirse en un importante enemigo: puede llegar a congelar los brotes de césped. Por ello, siempre se debe regar en las horas de más incidencia del sol del día, esto es, entre las 12 del mediodía y las 3 de la tarde.

De este modo, la tierra absorberá el máximo de agua antes de la noche y la caída de las temperaturas y el excedente se secará.

Limpiar

Es muy aconsejable pasar el rastrillo al menos una vez a la semana para eliminar hojas secas, papeles o cualquier otra cosa que pueda acumularse entre el césped y perjudicar su salud o crecimiento.

Limpiar la zona de césped no es solo un objetivo estético, sino que así también se cuida la zona plantada y se asegura su crecimiento fuerte en verano.

Eliminar hongos y otros elementos indeseados

Utilizar tratamientos para evitar la proliferación de hongos u otro tipo de bacterias y moho es importante. En invierno, con ese exceso de humedad que se da en casi todas las zonas, esto es mucho más acusado que en verano y por ello hay que tomar las medidas adecuadas para que no se acaben cargando la plantación.

 

Todos estos cuidados de césped en invierno son necesarios e ideales para mantener la calidad del terreno plantado en sus más altos estándares.

 

Llámanos!