Menu
Ir al sorteo
alquiler herramientasTodas las herramientas que necesitas están aquí
900 649 640
RONDA DE DALT- ZONA FRANCA - POBLE NOU - C/MALLORCA
TE LO LLEVAMOS A LA OBRA

Como retirar la pintura en mal estado

pulidoras

Cuando la superficie que quieres lacar mantiene buenas condiciones de conservación, este proceso se puede realizar directamente; pero si posee capas de pintura antigua que no están lisas y firmes, es preciso retirarlas.

Métodos para retirar la pintura
Existen tres métodos que facilitan la retirada de pintura de puertas y ventanas que se han visto afectadas por el contacto con el exterior:

Método térmico. Consiste en ablandar la pintura y retirarla.
Método mecánico. Se realiza por rascado o lijado.
Método químico. Está basado en la aplicación de decapantes.

 

Método mecánico
Se trata de lijar y rascar la madera. Este trabajo se puede realizar con máquinas eléctricas o con herramientas manuales como espátulas o rasquetas.

– Las lijadoras oscilantes retiran poco material, aunque dejan una superficie muy homogénea. Son ideales para pulir superficies que ya han sido tratadas.
– Las pulidoras de bandas también eliminan poco material. Se trabaja aplicando un papel de lija de grano grueso y luego uno fino en el sentido de las vetas. Hay que moverlas continuamente, ya que si no dejan marcas profundas. Hay máquinas especiales para rincones de difícil acceso.
– En el caso de las lijadoras radiales o las delta, si se mantienen en la misma posición bastante rato también dejan marcas. Existe un accesorio opcional para adaptar platos de desbastado a esta máquina.
– Las rasquetas y espátulas se suelen emplear sólo sobre superficies planas. Se debe trabajar siempre con mucha minuciosidad para evitar daños en la madera. Conviene que las cuchillas estén bien afiladas y sin muescas, de hecho, en muchas rasquetas es fácil cambiar el canto anterior de la cuchilla.

La lijadora eléctrica
Muchas marcas ofrecen en la actualidad lijadoras eléctricas a buen precio, hasta el punto de que esta herramienta se ha convertido en el electrodoméstico esencial de la carpintería. Conviene reservar su uso para los muebles de nueva fabricación, hasta que tengamos suficiente tacto como para emplear la lijadora en restauraciones. Es aconsejable trabajar con la máquina en el exterior, provistos de una mascarilla.
En las lijadoras podemos acoplar igualmente gran variedad de papeles, que hoy día suelen montarse con el funcional sistema del velcro. Hay otras herramientas que ofrecen utilidad para el lijado, como los platos pulidores, que se montan en el taladro, ideales para eliminar pintura o un viejo barniz con gran rapidez. Las limas resultan idóneas para trabajar algunos detalles, y con los cepillos de alambre podemos eliminar las capas gruesas de pintura o barniz.

Fuente: BRICOLAJE Y HOGAR

Comments are closed.
Llámanos!