Menu
Ir al sorteo
alquiler herramientasTodas las herramientas que necesitas están aquí
900 649 640
RONDA DE DALT- ZONA FRANCA - POBLE NOU - C/MALLORCA
TE LO LLEVAMOS A LA OBRA

Consejos sobre el cepillado de madera

El cepillo eléctrico

El cepillo eléctrico portátil está dotado de un cilindro sobre el que están situadas dos o tres hojas de entre 82 y 150mm de ancho y que ejecuta el corte de la superficie, es decir, extrae el material de uno de los lados de la pieza.

El motor tiene una potencia que oscila aproximadamente entre los 350w de los aparatos domésticos, hasta los 1.100w o más en los modelos profesionales.
El cepillo eléctrico portátil se utiliza casi como el manual pero tomando algunas precauciones importante. Tanto el cepillo manual como el eléctrico deben trabajar solamente en la dirección de las fibras. En caso contrario arriesgamos a bloquear el cepillo o dañar gravemente la pieza de madera que estamos trabajando.
El cilindro gira a mucha velocidad y con cada pasada extrae una capa de madera de espesor regulable hasta un máximo de más o menos 10mm en maderas duras.
Para realizar trabajos de precisión, como igualar el grosor de dos piezas que se han de unir de testa, es mejor situar la profundidad del corte al mínimo posible y realizar más de una pasada.
Este tipo de herramienta también puede trabajar en posición fija, montándolo sobre un soporte que lo mantenga en la posición contraria, con las hojas hacia arriba.
Una vez que se ha obtenido el grosor deseado podemos realizar una pasada de acabado para alisar perfectamente la superficie. Es esta fase final debemos ir con cuidado y realizar un movimiento uniforme para evitar que se formen desniveles difíciles de eliminar.

Tipos de cepillos

Existe una gran variedad de cepillos, tanto de madera como metálicos, cada uno con una finalidad concreta. Los tipos más comunes son:
– Cepillo de desbastar: se emplea en trabajos de preparación de superficies y cantos. Es estrecho y su cuchilla mide 30 mm de ancho.
– Cepillo de alisar: alisa la tabla una vez se ha pasado por ellas el anterior. Su cuchilla es de unos 48 mm de ancho. Es una herramienta más útil para el aficionado que el cepillo de desbastar.
– Cepillo doble: su forma es parecida a la del anterior. Sobre la cuchilla ranurada lleva una chapa de acero que rompe la viruta formada. Sirve para cepillar en sentido contrario a las fibras de la madera, lo que de otra forma es imposible.
– Cepillo de pulir: constituye una variante del anterior, aunque mejorado para lograr superficies completamente lisas. Se puede sustituir su función con el papel de lija.
– Garlopa: es un cepillo largo y pesado, proyectado para trabajar grandes superficies. Casi no requiere una presión adicional a la de su propio peso.
– Cepillo para fondos: es adecuado para alisar ranuras largas.
– Guillame: es el más útil de los cepillos específicos. Al ser su cuchilla de igual tamaño al de la caja, se utiliza para rebajes, etc.

CONSEJOS PARA EL CEPILLADO


• No deberemos acercar las manos a la máquina cuando esté en movimiento y recordaremos que las hojas son muy cortantes.
• No dejarla quieta durante mucho rato en el mismo lugar
• Ni dejarla sobre el plano de trabajo hasta que no esté completamente parada.
• Regularemos una profundidad de corte pequeña para las maderas duras y grandes para las blandas
• Realizaremos el trabajo únicamente en el sentido de las fibras. Utilizaremos una lima o una raspa para alisar una pieza de testa.
• Evitaremos colocarnos delante de la cepilladora cuando esté en movimiento porque puede lanzarnos encima piezas de madera o la pieza completa que estamos trabajando.
• Utilizar gafas como medida de protección porque la viruta que produce el cepillado puede introducirse en los ojos.

 

Te dejamos link directo para ver nuestros cepillos de madera en alquiler.

Comments are closed.
Llámanos!