Menu
alquiler herramientasTodas las herramientas que necesitas están aquí
900 649 640
RONDA DE DALT- ZONA FRANCA - POBLE NOU - C/MALLORCA
TE LO LLEVAMOS A LA OBRA

Todas las herramientas que necesitas están aquí

Montaje de andamios: cómo se monta cada tipo de andamio

Para la realización de trabajos en altura es necesario una estructura que permita al operario trabajar con las máximas condiciones de seguridad posibles. Este tipo de trabajos está considerado como de alto riesgo y por ello, el montaje de andamios, es una actividad que está regulada por diferentes normativas, tanto nacionales como europeas.

Conocer sus tipologías y las normativas que hay que tener en cuenta para montarlos y trabajar sobre ellos, son cuestiones que todo profesional que realice trabajos en altura debería conocer.

Tipos de andamios

Hay varias formas de clasificar los tipos de andamios existentes. Estas son las más comunes:

Por su función

Cumplen una función determinada en un momento puntual de la construcción de una obra. Se pueden clasificar en:

  • De trabajo: diseñado para colocar las herramientas necesarias.
  • Público: destinado a soportar el paso de las personas en un momento puntual por un corto periodo de tiempo.
  • De seguridad: se utiliza como protección en una zona específica de la obra.
  • De apeos y cimbras: destinado a soportar en un momento puntual cargas estructurales de una obra.
  • De servicio: su función es la de permitir el paso de materiales y operarios en zonas con altura.

Según su uso

Esta clasificación está enfocada a la clasificación de este tipo de estructuras por el uso que tienen. Pueden dividirse en:

  • De fachadas: sistema formado por marcos que están unidos por plataformas, barandillas y diagonales para colocar junto a una fachada y permitir el acceso de los obreros a los trabajos en altura.
  • Multidireccionales: también llamados andamios de volumen, están basados en elementos lineales con discos de unión cada 50 cm.
  • Torres móviles: estructuras que se montan con una determinada altura con posibilidad de desplazamiento en su base a través de unas ruedas.
  • Tubulares: el montaje de un andamio de este tipo se realiza para poder sostener una plataforma de trabajo. El operario accede a la plataforma a través de unas escaleras interiores, y contiene todas las medidas de seguridad necesarias para evitar caídas y accidentes mientras se está trabajando en ellos.
  • Colgantes: estructuras verticales que sirven para subir y bajar plataformas para la realización de obras en diferentes alturas.
  • De borriquetas: andamios usados en interiores para obras de poca altura.
  • Colgantes: muy usados en limpieza de edificios. Constan de una plataforma que se mueve de arriba a abajo de forma manual o eléctrica.
  • Torres de andamio: son plataformas que se apoyan en largueros horizontales que están sostenidos a través de cuatro montantes. Muy usados en construcción y reforma de edificios.

Montaje de andamios y cómo se regula

El trabajo de un operario encima de un andamio puede considerarse peligroso. Por ello, su uso y montaje está regulado por el Real Decreto 2177/2004. Todo profesional dedicado a trabajos en altura, debe conocer la normativa de montaje de andamios y escaleras para poder prevenir accidentes y caídas en su entorno de trabajo.

En el caso de realizar un montaje de andamio europeo, debe hacerse según los parámetros de la norma UNE EN 12810 y UNE EN 12811. Estas estructuras están identificadas mediante un sello de verificación, siendo el más usual el sello europeo CE.

 

De forma general, a la hora de realizar un montaje de andamios debe de identificarse si la estructura está normalizada o no. Si lo está, deben seguirse las indicaciones de la norma UNE correspondiente para su uso y montaje. Este tipo de casos suele darse en andamios cuyos trabajos se realizan en alturas importantes y deben seguirse todas las medidas de seguridad y protección necesarias.

Llámanos!