Menu
alquiler herramientasTodas las herramientas que necesitas están aquí
900 649 640
RONDA DE DALT - ZONA FRANCA
POBLE NOU - C/MALLORCA
TE LO LLEVAMOS A LA OBRA

Todas las herramientas que necesitas están aquí

Qué es un enfoscado y sus distintos tipos

Uno de los tratamientos más habituales en paramentos, tanto verticales como horizontales, es el enfoscado. Su funcionalidad es la de proporcionar un acabado homogéneo a una pared o un techo, bien por motivos estéticos antes de proceder a dar una capa de pintura o para aplicar una capa de aislamiento.

Enfoscar paredes es una de las técnicas más habituales en construcción que, sin embargo, requiere una cierta especialización a la hora de realizarla. Veamos en qué consiste exactamente.

Qué es un enfoscado

El enfoscado es un revestimiento continuo realizado en paredes, fachadas y techos consistente en la aplicación de una capa de mortero de cemento o cal de un espesor comprendido entre los 10 y los 15 mm. Su misión es la regularización de la superficie, previa a la realización de un acabado final.

Imaginemos una pared de ladrillo. La superficie presenta irregularidades y necesita ser alisada para poder aplicar otro revestimiento sobre ella, por ejemplo, una capa de pintura. Enfoscar una pared permite el alisamiento de la superficie para poder aplicar la pintura correctamente sobre ella.

Tipos de enfoscados

Los diferentes tipos de enfoscados se diferencian por su aplicación y por el acabado que presentan.

A la hora de enfoscar paredes, se puede hacer de dos formas: 

  • A buena vista o sin maestrar, que es la aplicación de la capa de mortero directamente sobre el paramento. 
  • Maestrado, en el que se usa una especie de guía colocada cada cierta distancia y que permite la regularización del espesor del mortero.

En función del acabado que se le quiera dar a la superficie, los enfoscados podrán ser:

  • Rugosos: cuando a continuación se recibe un estuco o revoco.
  • Fratasados: cuando el objetivo final es aplicar una pintura rugosa o lisa sobre el paramento.
  • Bruñidos: cuando la pared va a ver sometida a un tratamiento de agua o una pintura lisa con poco cuerpo.

En el caso de que se quiera proceder a dar una segunda capa de mortero por motivos decorativos, esa segunda capa se llamará revoco. Y si se procede a colocar una capa de aislamiento entre las dos capas de mortero, se denomina embarrado.

Cómo enfoscar una pared

Para hacer un enfoscado de cemento, el primer paso debe ser el mojado del paramento donde se quiere realizar. A continuación, se van echando pelladas de mortero con una paleta, al mismo tiempo que se van extendiendo. Aquí es donde entra en juego la técnica del maestrado.

Para dejar una superficie con un espesor constante de mortero, se divide la pared con maestras para realizar la operación por partes. Esta técnica consiste en la utilización de unas reglas guiadas a través de unas maestras verticales, cuyo movimiento vertical consigue dar un espesor regular a la capa de cemento. Aunque es la técnica que mejor resultado da, un especialista puede realizar el enfoscado a buena vista consiguiendo un resultado igual que el maestrado.

 

Antes de proceder a realizar el enfoscado en un paramento, hay que cerciorarse de que sea estable. La pared debe estar estabilizada, y para eso, hay que esperar un mes si es de ladrillo y dos si es de hormigón. Aunque a simple vista puede ser un proceso fácil, es una técnica muy apreciada y, para aplicarla bien, se necesita un profesional con buena experiencia y unas herramientas adecuadas.

Llámanos