Menu
alquiler herramientasTodas las herramientas que necesitas están aquí
900 649 640
RONDA DE DALT- ZONA FRANCA - POBLE NOU - C/MALLORCA
TE LO LLEVAMOS A LA OBRA

Todas las herramientas que necesitas están aquí

Cómo pintar una fachada exterior: todo lo que necesitas

Pintar una fachada es la mejor forma de protegerla y, al mismo tiempo, de tener una imagen decorativa y estética de tu casa. Pero para poder realizar un trabajo profesional, será necesario tener en cuenta varios aspectos.

Qué necesitas para pintar una fachada exterior

Para saber cómo pintar una fachada, necesitarás saber las herramientas correspondientes y, además, tendrás que elegir la pintura a utilizar.

Las herramientas que normalmente se usan son:

    • Brochas y paletinas: utilizadas para la aplicación de pintura en esquinas y contornos de ventanas y puertas.
    • Rodillos: utilizados para pintar grandes superficies de fachada.
  • Pistolas para gotelé o pinturas lisas.
  • Mezclador de pintura o batidora: utilizado para realizar una mezcla homogénea de diferentes colores.
  • Cubeta de pintura: necesitarás un recipiente para colocar la pintura. La elección dependerá del tipo de rodillo a utilizar, ya que tendrá que caber entero para aplicar la pintura en toda su extensión.
  • Cinta métrica: usada para medir la superficie a pintar y saber así la cantidad de pintura necesaria.
  • Cinta de carrocero: necesaria para tapar aquellas zonas que no se desean pintar.
  • Espátula: necesaria para desconchar partes de la fachada, así como para tapar posibles agujeros que haya.
  • Alargadores: necesarios para pintar fachadas en sus zonas más altas.
  • Plataformas articuladas: usadas por profesionales para llegar a todas partes de la fachada en el caso de grandes alturas.

En cuanto a las pinturas, las más comúnmente utilizadas son:

  • Acrílicas: tienen una base acuosa y son cómodas y económicas de aplicar. Soportan mal los cambios bruscos de temperatura y deben aplicarse sobre fachadas en buen estado.
  • Hidropliolite: tipo de pintura acrílica con la ventaja de que es transpirable e impermeable. Pueden aplicarse en cualquier fachada.
  • Al siloxano: repele elementos como el moho, la contaminación y el agua. Ideales para climas extremos.
  • Al silicato: es permeable y resiste menos la suciedad. Muy usada en la restauración de edificios históricos.

Primeros pasos antes de pintar una fachada

A veces, es posible que nos encontremos con que tenemos que pintar una fachada exterior deteriorada. Tanto si es así como si no, los pasos a seguir antes de aplicar la pintura son:

  1. Limpiar totalmente la fachada eliminando el moho que tenga.
  2. En el caso de que estuviera pintada, raspar la pintura que esté suelta.
  3. Lijar aquellas zonas que sea necesario.
  4. Llenar o reparar los posibles agujeros que tenga.

Una vez realizadas estas acciones, ya estamos listos para pintar la fachada.

Cómo pintar una fachada exterior

Para aplicar correctamente la pintura, es necesario removerla para homogeneizar y, en caso de que sea necesario, diluirla con agua.

La pintura se aplica por tramos y siempre empezando por las partes altas de la fachada. Cada tramo necesita dos pasadas de rodillo y aplicados en diferentes sentidos.

Para conseguir un mejor resultado y mayor protección en la fachada, se recomienda dar una segunda pasada de pintura. Es conveniente esperar unas 3 o 4 horas para que la primera pasada esté totalmente seca.

 

Por último, es necesario escoger el día en que no haga fuertes rachas de viento, que no se hayan previsto lluvias al menos hasta 3 horas después de pintar la fachada, y que la temperatura exterior sea entre los 5 y 35 °C. Eligiendo unas buenas herramientas y la pintura correcta, disfrutarás de tu fachada durante mucho tiempo.

Llámanos!