Menu
alquiler herramientasTodas las herramientas que necesitas están aquí
900 649 640
RONDA DE DALT- ZONA FRANCA - POBLE NOU - C/MALLORCA
TE LO LLEVAMOS A LA OBRA

Todas las herramientas que necesitas están aquí

Fratasadora: qué es, para qué sirve y cómo se usa

La fratasadora es una máquina imprescindible en la construcción de pavimentos de hormigón fratasado en calles, terrazas, zonas industriales o en la base para viviendas y edificios. Este tipo de pavimentos es de los más utilizados en obras de construcción por las numerosas ventajas y la facilidad de ejecución que tienen.

Qué es una fratasadora y para qué sirve

La fratasadora es una máquina utilizada para pulir y alisar superficies acabadas en hormigón, dejando el pavimento con un acabado perfecto y fino. Para ello, esta máquina está provista por unas hélices que alisan y pulen el hormigón con un movimiento rotatorio.

Hay dos tipos diferentes: las que se guían por un operario a pie o las que necesitan estar sentado para poder utilizarlas.

Las fratasadoras móviles son adecuadas para realizar el hormigón fratasado en zonas anexas a pilares, muros o columnas o en aquellas zonas donde no es posible realizar los trabajos con los modelos grandes.

Las que usan un operario sentado abarcan superficies extensas permitiendo el pulido del hormigón de una forma mucho más rápida que las anteriores.

Cómo se usa una fratasadora

El uso de una fratasadora requiere una especialización en la manipulación de este tipo de máquinas. Cada modelo requiere unas instrucciones específicas y el operario debe conocerlas. No obstante, para fratasar deben de seguirse ciertas recomendaciones.

En cuanto a la indumentaria que deben tener los operarios, no deben llevar cadenas ni elementos o ropa suelta que puedan quedar enganchados con la máquina. Deben llevar elementos de seguridad como cascos, calzado de seguridad, gafas y cascos protectores, guantes o cualquier EPI que considere oportuno el coordinador de seguridad.

Para el uso de la maquinaria, hay que verificar que no tenga pérdida de líquidos y que se encuentre en buen estado de funcionamiento. Además, conviene comprobar que la carcasa protectora de las aspas se encuentre bien sujeta. Los niveles de combustible y de aceite deben ser los correctos y la altura del manillar debe estar regulado para que el operario pueda realizar su función en condiciones óptimas.

Mientras se esté realizando el fratasado de hormigón, no debe haber nadie en su radio de acción. Mientras la máquina esté en funcionamiento, no se debe abandonar ni introducir nada en la zona de acción de las palas. Al mismo tiempo, la superficie a trabajar debe estar libre de obstáculos.

Una vez realizados los trabajos, deben limpiarse los posibles restos de hormigón en la máquina y guardar la máquina bloqueada en un lugar seco y protegido de las inclemencias atmosféricas.

Ventajas de su uso

El fratasado en un hormigón presenta las siguientes ventajas:

  • Es antideslizante debido a la rugosidad del acabado.
  • Ofrece una alta resistencia al hormigón en el suelo fratasado.
  • Posibilita la eliminación de irregularidades y defectos.
  • Es un proceso que presenta una fácil ejecución.
  • Es bastante económico.
  • Tiene unos costes de mantenimiento bajos.

 

Debido a los beneficios y a la facilidad de ejecución que presenta este tipo de hormigones, no es de extrañar que sean de los más utilizados en obras de construcción. Por todo ello, la fratasadora se ha vuelto totalmente imprescindible en el parque de maquinaria de cualquier empresa constructora que realice obras de pavimentación.

Llámanos!