Menu
alquiler herramientasTodas las herramientas que necesitas están aquí
900 649 640
RONDA DE DALT- ZONA FRANCA - POBLE NOU - C/MALLORCA
TE LO LLEVAMOS A LA OBRA

Todas las herramientas que necesitas están aquí

Cómo quitar la humedad de las paredes

La humedad en paredes interiores es un problema molesto que ataca a muchos inmuebles y que hay que solucionar cuanto antes para evitar que se convierta en una situación grave.

Mucha gente desconoce por qué surge y cómo quitar la humedad de las paredes. Sin embargo, conocer y llevar a cabo un proceso de eliminación de la humedad no es especialmente complejo, siempre que se tengan en cuenta algunos consejos y se centren los esfuerzo en eliminar el problema de raíz.

Para quitar humedad de la pared lo principal es conocer los motivos por los que pueden aparecer en las paredes interiores. Una vez identificado el problema, se soluciona y se repara la pared con una nueva capa de pintura especial para evitar humedades.

Motivos por los que puedes tener humedad en las paredes interiores

Las humedades en las paredes interiores se identifican de un modo muy sencillo: la pared se abulta, aparecen manchas de moho o se resquebraja al tocarla levemente. En esos casos se está ante una humedad que hay que reparar.

¿Pero cómo surgen, a qué se deben estas humedades en la pared?

Fuga en las tuberías

Sin duda, lo primero que viene a la cabeza cuando se piensa en una humedad es que hay algo detrás de la pared que está perdiendo agua. Y, ciertamente, es uno de los motivos más habituales para la aparición de humedades.

Una tubería antigua puede deteriorarse y comenzar a perder agua gota a gota en un punto concreto. Este goteo continuo acabará penetrando en la pared y creando humedad.

Humedad ambiental

Este tipo de humedad es algo más discreta y ocurre en aquellos casos en los que existe una alta humedad ambiental. Esta humedad es absorbida por la pared y acaba manifestándose en forma de esas molestas manchas que hay que eliminar.

Este tipo de problemas de humedades es más sencillo de solucionar porque no se da una rotura en el trabajo de fontanería, sino que hay que aliviar la humedad del ambiente.

Cómo quitar la humedad de una pared paso a paso

Quitar la humedad de una pared es relativamente sencillo. Evidentemente, lo primero que habrá que hacer es eliminar la fuente del problema.

Si el origen de la humedad está en una fuga en las tuberías, habrá que detectar el punto donde ocurre esta pérdida de agua y utilizar un soldador de tuberías de plástico o polipropileno para que no ocurra.

En caso de que se trate de un problema de humedad ambiental, nada más sencillo que comenzar a usar un deshumidificador para reducir la humedad de la sala y evitar que las paredes absorban el agua.

Más allá de esto, habrá que tratar la pared dañada y quitar la humedad de la misma. Lo más lógico es lijar esa zona y repintar con una pintura aislante que evite la aparición de la mancha nuevamente.

 

Todos estos apuntes y consejos responden a la pregunta de cómo quitar la humedad de las paredes de un modo rápido y efectivo.

 

Llámanos!