Menu
alquiler herramientasTodas las herramientas que necesitas están aquí
900 649 640
RONDA DE DALT- ZONA FRANCA - POBLE NOU - C/MALLORCA
TE LO LLEVAMOS A LA OBRA

Consejos prácticos sobre las sierras de corte

La sierra circular

 

La sierra circular de banco es seguramente, junto con el taladro, la herramienta eléctrica más útil. Permite realizar grandes proyectos como muebles y puertas. Existen muchos modelos que se diferencian por el diámetro de la hoja y por la potencia del motor.

Para los que trabajan de vez en cuando, una máquina de 0,5 CV (350W) ya es suficiente, aunque quienes deseen construir muebles y celosías necesitan una potencia de la menos 1 CV (700W o más).

Para los trabajos más sencillos sirve cualquier hoja, aunque si se utiliza mucho la sierra, una hoja con lengüeta recambiable será la más indicada al estar forrada con teflón, un material plástico que facilita el corte.

Resulta muy fácil utilizar la sierra circular de banco: basta con empujar lentamente la pieza hacia la hoja para obtener un corte preciso y recto. No hay que olvidar que las manos deben mantenerse siempre alejadas de la línea de corte y contar con todas las medidas de seguridad.

Normalmente, la mano derecha empuja la pieza y la izquierda la mantiene sobre la guía.

No hay que colocarse nunca delante o detrás de la hoja para evitar que nos caigan encima astillas, piedrecitas o clavos que se podrían encontrar en la madera, sobre todo si se trata de material de segunda mano.

Cuando la pieza está casi completamente cortada, hay que mover la mano izquierda hacia adelante y aminorar el movimiento con la derecha para reducir el riesgo de fisuras.

Además de cortar también sirve para realizar ranuras que se pueden regular en profundidad variando la distancia de la hoja con el plano de trabajo.

Las sierras profesionales disponen también de un accesorio que, gracias a una pareja de arandelas en cuña, permite montar la hoja en posición inclinada sobre el eje de rotación y que la hoja oscile para realizar ranuras más anchas que las de corte normal.

La sierra circular manual es una herramienta muy manejable y cómoda, puesto que no ocupa mucho espacio a diferencia de las sierras circulares de banco. Se usa para realizar cortes rectos, perpendiculares o inclinados con distintos ángulos. Pueden transformarse incluso en sierras de banco.

 

La sierra de cinta

Este tipo de sierra, también llamada “sierra sin fin”, puede cortar piezas de gran espesor, superiores a los 15 cm; se utiliza para realizar encajes a espiga y caja y para obtener tablas y bloques directamente de los troncos de los árboles o de la madera de segunda mano.

También la utilizan mucho las personas que tienen una estufa de leña o una chimenea y desean cortar algunos leños para quemar. Sin embargo, también podemos montar hojas delgadas para realizar trabajos de precisión, curvas y molduras.

La sierra de vaivén o caladora

Se trata de la herramienta más adecuada para quienes desean construir objetos pequeños. De hecho, gracias a la guía de la que está dotada, permite realizar cortes en línea recta con bastante precisión, aunque sobretodo es muy útil para realizar curvas, ranuras y agujeros de gran diámetro.

Este tipo de sierra se utiliza empujándola hacia la pieza que se trabaja, por l que deberá procurarse que la parte inferior esté siempre en contacto con la pieza manteniéndola con la mordaza, el gato o la mano izquierda.

Acepta muchos tipos de hojas que le permiten cortar maderas blandas y duras, material plástico, gomas e incluso placas metálicas no muy gruesas.

Cuando se desea realizar trabajos de mucha precisión, puede montarse la segueta de vaivén sobre un soporte especial que la transforma en una herramienta de banco. Existen, incluso, modelos de banco que, por lo general, son más silenciosos y producen menos vibraciones.

 

PRECAUCIONES A LA HORA DE USAR LAS SIERRAS ELÉCTRICAS

♦ Usaremos las gafas protectores al utilizar la sierra circular y nos colocaremos siempre al lado de la hoja en movimiento y no delante o detrás de ella.

♦ Empujaremos la pieza hacia la hoja con un movimiento lento y regular.

♦ En la última fase del corte mantendremos quietos los dos pedazos para evitar que la sierra los lance fuera.

♦ Para utilizar la sierra de vaivén apoyaremos siempre de forma estable la base de la herramienta contra la superficie de la pieza.

 

Comments are closed.
Llámanos!