Menu
alquiler herramientasTodas las herramientas que necesitas están aquí
900 649 640
RONDA DE DALT- ZONA FRANCA - POBLE NOU - C/MALLORCA
TE LO LLEVAMOS A LA OBRA

Todas las herramientas que necesitas están aquí

Diferencias entre demoler y derribar

Cuando se trata de echar abajo una vivienda o un edificio, muchas veces se confunden los términos demoler y derribar. Aunque ambos conceptos implican una destrucción de un elemento construido, su significado no es el mismo, ya que tienen diferencias evidentes desde un punto de vista técnico. Vamos a analizar cuáles son sus diferencias y cómo se llevan a cabo estas acciones.

Diferencias entre demoler y derribar

Para establecer sus diferencias, imaginemos una pared. ¿Qué es derribar una pared? Es destruirla, el término antagónico a construirla. Mientras que su demolición es la desaparición posterior de aquellos elementos que no son necesarios. Es decir, se cogen los cascotes y todos los escombros para llevarlos a vertedero o reutilizarlos en el caso de que sea necesario.

Para que haya una demolición, lo normal es que previamente haya habido un derribo para poder eliminar todo aquello que no es necesario y proceder a su limpieza. Sin embargo, puede ocurrir que se lleve a cabo una demolición sin que haya habido un derribo antes, puede haber ocurrido por causas naturales.

Son dos fases de un mismo trabajo, siendo complementarias pero no necesariamente independientes o equivalentes.

Cuándo se llevan a cabo cada una de ellas

Lo mejor para tener clara la diferencia de los tiempos entre derruir y demoler, es con un ejemplo práctico. Imaginemos que queremos tirar una pared para ampliar una habitación. Primero debemos tirar abajo la pared y después habrá que recoger todos los productos sobrantes para realizar su limpieza.

El tirar abajo la pared es derribarla y la recogida de todos los escombros es la demolición. Por lo tanto, la secuencia es primero derruir y después demoler.

Sin embargo, como dijimos antes, hay casos en los que no se procede a realizar un derribo y sí una demolición. Por ejemplo, a la hora de reformar una estructura que se haya caído por causas naturales. En estos casos, se procede a la demolición directamente, bien para reconstruirla o bien para la limpieza de todo el desastre.

Qué maquinaria se utiliza

Con respecto a la maquinaria a emplear, se diferencia en que para el derribo deben usarse medios que destruyan, mientras que para la demolición se usan medios de carga y transporte. Para estructuras pequeñas puede ser suficiente con medios manuales, mientras que para grandes volúmenes, la maquinaria pesada será necesaria para realizar los trabajos con buen rendimiento.

Para realizar este tipo de obras, la maquinaria a emplear vendrá en función de muchos factores. Entre ellos podemos destacar su ubicación, los accesos que se dispongan a la obra, el tipo de estructura que se tenga y la topografía o tipo de terreno que haya.

Para derruir o demoler estructuras pequeñas, pueden ser suficientes equipos manuales como martillos, mazas y recogida de escombros sencilla. Pero para estructuras grandes como edificios, hay que usar otro tipo de elementos, que pueden ir desde explosivos hasta maquinaria pesada, tanto para su derribo como para su posterior demolición.

Los equipos más usados son retroexcavadoras, grúas móviles y dumpers o camiones para su transporte a vertedero. Además, en función de la tipología de estructura que tengamos, para demoler o derribar pueden acoplarse diversos elementos como mazas metálicas, brazos telescópicos, cucharas o martillos rompedores neumáticos a la maquinaria utilizada.

Llámanos!