Menu
cabecera
alquiler herramientas
Todas las herramientas que necesitas están aquí
TE LO LLEVAMOS A LA OBRA

Todas las herramientas que necesitas están aquí

Nos trasladamos

Qué es la entibación y cuándo se lleva a cabo en una excavación

Entibacion

Seguro que cuando has pasado por un edificio en construcción, has visto unos postes metálicos verticales que van de suelo a techo por toda la superficie de la planta. Esos postes son puntales y sirven para proteger el techo mientras está endureciendo para evitar que se caiga y provoque un accidente en el personal que está trabajando en la obra. Ahora que ya sabes qué es una entibación, vamos a conocer por qué hacerla y los diferentes tipos existentes.

Qué es la entibación

Al realizar un vaciado o una excavación, la mayoría de las veces, va a ser necesario proceder a una estabilización del terreno para evitar desprendimientos que ocasionen accidentes en el personal que está trabajando o causen retrasos innecesarios.

Hay muchas formas de estabilizar un talud: construcción de muros, realizar excavaciones con talud menor o igual a la de la pendiente natural del terreno, realizarlo escalonadamente… Pero todos estos métodos son excesivamente costosos a la hora de realizar excavaciones de zanjas o vaciados. Por ello, va a ser necesario contener esos taludes de forma temporal y por métodos que sean factibles económicamente.

Por ese motivo, las excavaciones suelen realizarse verticalmente y, a continuación, se procede a colocar unas estructuras temporales sobre las paredes que contienen el terreno y evitar su desprendimiento.

Ahora que ya sabes qué son las entibaciones, vamos a conocer qué tipos existen.

Tipos de entibación

Los diferentes tipos de entibación existentes difieren en función de la excavación a realizar. No obstante, pueden clasificarse de la siguiente manera:

Entibación horizontal

Se van colocando a medida que va avanzando la excavación de la zanja. Compuesta a base de tablas horizontales (generalmente de madera), pueden clasificarse de la siguiente manera:

  • Ligeras: formadas a base de tablas separadas en las paredes de la excavación.
  • Entibaciones semicuajadas: se reviste la mitad de las paredes de la zanja.
  • Entibación cuajada: cubre completamente las paredes de la zanja.

Las tablas pueden sostenerse mediante puntales, codales, tornapuntas o anclajes.

Entibación vertical

Utilizada en excavaciones con gran altura o en vaciados. Pueden ser:

  • Sencillas: formadas por tablas planas de profundidad igual a la altura de la excavación, arriostradas entre sí mediante vigas metálicas o codales.
  • Escalonadas: utilizada para grandes profundidades de excavación y realizadas de forma telescópica.

Entibación de zanjas realizadas mecánicamente

Son las más económicas, ya que pueden reutilizarse en otras obras. Pueden ser:

  • Cajones de entibación: ya vienen montados, introduciéndose en la zanja mediante hinca.
  • Planchas o guías deslizantes: son elementos verticales que se separan hidráulicamente hasta ocupar el ancho de la zanja.

Cuándo y cómo se lleva a cabo

Las entibaciones son necesarias cuando se prevén desprendimientos o corrimientos de tierra en una excavación. Estos pueden ser producidos por muchas causas: terrenos poco cohesionados, previsión de cargas perimetrales a la excavación, aparición de niveles freáticos…

Saber cómo entibar una excavación dependerá del tipo elegido, ya hemos visto los diferentes sistemas existentes. El momento de llevarla a cabo suele ser a medida que se va excavando, aunque ello dependerá del estudio geotécnico al que se haya sometido el terreno a excavar.

Conocer qué es una entibación es fundamental a la hora de evaluar las medidas de protección necesarias para tener una excavación estable. Además, es un proceso que debe estar incluido en los documentos de un proyecto de ejecución y en todo proyecto de seguridad y salud de una obra.

Llámanos